Movimiento Estatal de Solidaridad con Cuba*

Las organizaciones del MESC, Movimiento Estatal de Solidaridad con Cuba, condenamos rotundamente la nueva maniobra anticubana que los gobiernos capitalistas de la Unión Europea se disponen a perpetrar este 16 de septiembre en el Europarlamento.

La excusa nuevamente son los Derechos Humanos, la represión y en esta ocasión han añadido el derecho a Internet. En realidad se trata de insuflar vida al motín contrarrevolucionario del 11 de julio pasado, que nació cadáver, por falta de apoyo real entre la población cubana, pese a la ingente ayuda que las multinacionales de la información vertieron en su favor en medios y redes sociales.

La intentona injerencista se basa en falsas acusaciones sustentadas en pruebas falsas también. No existe ni una sola persona desaparecida, torturada o ejecutada extrajudicialmente en la isla revolucionaria, por más que ha sido examinada con lupa para encontrarla.

La operación contará de nuevo con el respaldo mediático multinacional de siempre, cuyo fin último es forzar una intervención de cobertura humanitaria y objetivos reaccionarios, única baza real con que cuenta la contrarrevolución para actuar en Cuba.

Este respaldo mediático y político contrasta brutalmente con el silencio atronador que utiliza el establishment para encubrir la principal violación que sufre el pueblo de Cuba, que es el criminal bloqueo norteamericano. Los cubanos resisten, por más de sesenta años, con ejemplar entereza y dignidad tan atroz agresión por parte de Estados Unidos, la potencia imperialista más poderosa y despiadada de la historia.

También es escandaloso el silencio que perpetran medios y gobiernos capitalistas acerca de la represión policial y paramilitar en países como Honduras, Ecuador, Chile y, especialmente Colombia. Hasta la fecha, esta represión atroz arroja un resultado de cientos de personas asesinadas y otras cientos más mutiladas gravemente por la actuación policial.

Está claro que el nuevo ataque contra Cuba no tiene nada que ver con la defensa de los Derechos Humanos, la protección de los cubanos y cubanas frente a una inexistente represión política o la libertad de acceso a Internet.

El objetivo es manipular a la Opinión Pública mundial para que, asustada por la propaganda contrarrevolucionaria, se vuelque en favor de una intervención extranjera cuyo fin último sea la restauración neocolonial en Cuba.

Los imperialistas de ambas orillas del Atlántico están condenados a fracasar en tan siniestros propósitos, pero en la intentona los gobiernos europeos se convertirán en cómplices de la criminal política anticubana de los gobiernos de Estados Unidos, perdiendo con ello otra gran porción que de dignidad e independencia les pudiera quedar. Más les valdría establecer un diálogo respetuoso con la soberanía cubana reafirmándose con firmeza en la denuncia del bloqueo y la exigencia de su desaparición.

¡Basta de injerencia imperialista! ¡Basta de agresiones anticubanas! ¡Abajo el bloqueo ya!

¡Viva Cuba Socialista! ¡Hasta la victoria siempre, Venceremos!

15 de Septiembre de 2021

*El MESC es el movimiento de solidaridad con la Revolución cubana en el Estado español.